lunes, 16 de julio de 2012

LOS CARPINTEROS



Los Carpinteros
17 mayo-agosto 2012
Faena Arts Center, Sala Molinos
Aimé Paine 1169, Puerto Madero
Buenos Aires, Argentina (1137)
Teléfono: + 11 4010 9233


Venimos de un contexto donde hemos tenido que refabricarlo todo, no sólo práctica sino conceptualmente. Nuestro trabajo es como una ficción de lo que puede ser la construcción de un mundo.
Dagoberto Rodríguez[1]

Los Carpinteros es un colectivo de origen cubano con presencia en el arte contemporáneo internacional. El dúo creado en 1991, está conformado por Marco Castillo y Dagoberto Rodríguez, egresados del Instituto Superior de Arte (ISA) de la Habana, Cuba, quienes en 1994 adoptaron el nombre Los Carpinteros con la intención de renunciar a la presencia de lo individual y autoral en el arte para acercarse al concepto del artesano, situación que no solamente atiende al campo de lo gremial sino que implica la división del trabajo artesanal del industrializado.
A través de sus obras este grupo pone en juego las relaciones entre el arte y la sociedad, propone conexiones novedosas, por desconcertantes algunas de ellas, entre lo objetual y el hombre, descontextualizando los objetos de sus espacios urbanos y llevándolos a las salas de exposición. Por ello, en sus instalaciones se mezclan tanto el diseño, como la arquitectura y el urbanismo con sentido irónico, reflexivo, haciéndose del humor como canal para plantear sus críticas a las estructuras sociales.
“El colectivo estableció su discurso aproximadamente en 1995, momento dramático en la vida de ese país [Cuba] en el que se dio el colapso del proteccionismo soviético de la guerra fría —situación que tuvo un reflejo inmediato en la dinámica social cubana— y el boicot de Estados Unidos alcanzaba sus máximos niveles de efectividad. La escasez de alimentos y de energía eléctrica desembocó en el racionamiento y largos apagones diurnos. En algunos casos, sus objetos no tienen que ver con deficiencias técnicas sino con una economía de la improvisación y la precariedad (…). La opulenta sociedad de consumo sólo se puede ver como la antítesis de esa sociedad de consumo mínimo, marginal y racionado. La ironía y la paradoja que despliegan se constituyen a partir del binomio consumo-basura que supone la obsolescencia programada y el desequilibrio ecológico de los desperdicios.”[2]
La Sala Molinos en Faena Arts Center reúne tres instalaciones de gran formato para dialogar en torno a lo objetual y lo utilitario en el arte contemporáneo. 

El barrio, 2007-2012. Cartón y velcro, medidas variables
La instalación El barrio (2007-2012) está formada por varias casas prefabricadas de cartón de dimensiones reducidas inadecuadas para alojar cómodamente a cualquier persona, arrumadas unas contra otras como objetos desechados. 
Alumbrado público, 2012 
Acero galvanizado, aluminio, luces 600 x 1404 x 532 cm
Alumbrado público (2012) es una instalación de grandes dimensiones cuya particularidad es que prácticamente es un objeto imposible pues cada una de las piezas están enlazadas a través de una misma tubería. 
Avião, 2011. Avión Piper Comanche, flechas de madera y plumas 
215 x 1100 x 780 cm
Finalmente con Avião (2011), Los Carpinteros ponen en juego la materialidad de ciertos objetos pues una avioneta colocada dentro de las salas de exposición es atravesada por gran cantidad de flechas de madera, lo cual deja entrever en principio, la imposibilidad de que la madera pueda penetrar el metal del avión, pero al mismo tiempo la persistencia de lo primigenio en el progreso y desarrollo tecnológico. 
Dos camas, 2008. Colchón, travesaño, hierro, 90 x 240 x 280 cm
Otra obra de este mismo grupo, Dos camas (2008) fue presentada en el stand de Faena Arts Center en ArteBA 2012.


[1] Extraído de la publicación periódica de Faena Arts Center, Buenos Aires, 2012.
[2] Paulo Herkenhoff.  “Los Carpinteros: desmantelando el mundo”. En: Los Carpinteros. Handwork-Constructing the World  [Los Carpinteros – Construyendo el mundo]. Thyssen Bornemiza Art Contemporary. Colonia: Verlag der Buchhandlung Walther König, 2010. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario